Tribunales infectados con Tuberculosis

Tribunales infectados con Tuberculosis

Susana Shanahan

04 Julio 2018

0
0
0
s2smodern

 

Se registraron casos de tuberculosis en empleados judiciales y se encendió una alerta. El Colegio Público de Abogados de la Capital Federal (CPACF) pidió “la inmediata intervención” de las autoridades para evitar que la enfermedad se propague.


Empleados judiciales se contagiaron de la enfermedad tuberculosis, y aunque aún se buscan las causas que determinaron este contagio, se comenta que fue por estar en contacto con detenidos.

Desde el Consejo de la Magistratura de la Nación trabajan en el lanzamiento de una campaña de salud y, por otro lado, el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal (CPACF) pidió este miércoles “la inmediata intervención” de las autoridades para evitar que la enfermedad se propague.

Por su parte la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN) denunció los hechos en junio pasado. “El gran problema es que no existe en la Cámara del Crimen un protocolo que garantice la salud ni de los detenidos ni de los funcionarios que deben estar en contacto con aquéllos y que desde la Cámara la única respuesta fue 'desinfectar' la oficina y seguir adelante con el trabajo como si nada hubiera ocurrido”, sostuvo el líder sindical Julio Piumato, quien también hizo una presentación en el Consejo de la Magistratura de la Nación.

El presidente del Consejo, Miguel Piedecasas, abrió un expediente y convocó a una reunión el viernes pasado con distintas autoridades. Allí, el director de Medicina Preventiva de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ignacio Parra, informó que tenía registrados dos casos de tuberculosis en empleados judiciales pero que no podían determinar cómo había sido el contagio ya que por las características de la enfermedad -se trasmite por la saliva, estornudos o tos- puede darse en distintos lugares.

El primer caso se registró en el juzgado de Instrucción 30, ubicado en el Palacio de Tribunales. Una empleada judicial le tomó indagatoria a un detenido que al finalizar la declaración le dijo que tenía tuberculosis. El acusado no venía de una cárcel sino que había sido detenido ese mismo día y llevado por la Policía al juzgado. Dos meses después -el 1 de junio pasado- la empleada constató que tenía tuberculosis. Todavía sigue de licencia y bajo tratamiento. Dos empleados del mismo juzgado también tienen tuberculosis.

Otro afectado se registró en el Juzgado de Instrucción 43, que se encuentra en los tribunales de Comodoro Py. Ante esa situación, el gremio pidió el cierre del juzgado que fue desinfectado. Es frecuente que asistan a los juzgados, detenidos, que tienen diversas enfermedades, como hepatitis, sarna, y lo manifiestan abiertamente; situación comprometida para un juez hasta el simple empleado administrativo de llevar adelante.

El CPACF fue contundente. Expresó su profunda preocupación ante la verificación de casos de Tuberculosis en el marco del Poder Judicial de la Nación y máxime ante rumores de que los mismos serían producto de contagio proveniente de los detenidos.

“Dicha circunstancia que pone en riesgo a los abogados, jueces, detenidos, funcionarios y personal del PJN, hace necesaria la inmediata intervención del Consejo de la Magistratura Nacional, del Sr. Ministro de Justicia, y del Servicio Penitenciario Federal, quienes, de manera conjunta con las autoridades sanitarias, deberán realizar los test a detenidos y empleados y, en su caso, proveer de manera urgente la profilaxis para prevenir la propagación de una enfermedad que se encontraba casi erradicada de la República Argentina”, agrega el texto que lleva la firma del actual presidente del Colegio, Eduardo Awad, y del vocero Jorge Rizzo.

Mientras que el Consejo de la Magistratura habla de una campaña de difusión concientizante de enfermedades contagiosas, la pregunta que cabe hacer es ¿no estaba erradicada la tuberculosis? Como la fiebre amarilla, el sarampión, la viruela, la rubeola, el tétanos prenatal y otras epidemias que se daban por aniquiladas, vacunación por medio y controles sanitarios.

Los ex Ministros de Salud, de décadas pasadas ¿no tienen nada que decir al respecto? ¿Qué control se lleva en las Penitenciarias sobre enfermedades de los reclusos? Este no es un problema sólo de los Tribunales de la Ciudad sino de todos los argentinos.

 

0
0
0
s2smodern