Se lo tragó la tierra

Se llevaba a cabo la sesión de la Legislatura porteña. De pronto, un sonido fuerte producto de un golpe. Un diputado del oficialismo estaba en su banca pero de repente se lo tragó la tierra. Su silla se cayó y quedó tirado en el suelo. En medio de un ataque de risa y ayudado por sus colegas se reincorporó. En este caso un tropezón fue caída.